Cómo tributa la compraventa de acciones de una empresa? – Asesoría fiscal en Gandía

tributación compraventa acciones

¿Has comprado o vendido acciones de una empresa durante 2021? ¿Has cobrado dividendos por tus acciones? Ahora que la campaña de la renta está próxima a abrirse (lo hará el próximo 6 de abril) son muchos los aspectos a tener en cuenta y son muchas las dudas que surgen entre los contribuyentes. Algunas de ellas están relacionadas con la fiscalidad de  productos de inversión como pueden ser las acciones o las criptomonedas. En este artículo vamos a aclarar todas las cuestiones referentes a la tributación de la compraventa de acciones y también del cobro de dividendos.

Recuerda que desde nuestra Asesoría Fiscal en Gandía podemos ayudarte en la realización de tu declaración de la renta o en la resolución de dudas relacionadas con la fiscalidad de tus acciones u otros productos financieros.

¿Qué son las acciones? ¿En qué momento debemos tributar por ellas?

 

Empecemos definiendo qué son las acciones de una empresa. Una acción es un título emitido por una compañía y que representa una fracción del capital social de la misma. Las acciones empresariales pueden ser vendidas y compradas libremente en los mercados financieros, y otorgan el derecho a su propietario de participar de los beneficios que obtenga la empresa y de votar en la junta de accionistas.

Con respecto a la segunda pregunta hay que aclarar que las acciones únicamente tributan cuando son vendidas. Es decir, mientras su propietario las mantenga en cartera no tiene la obligación que tributar por ellas y tan solo deberá pagar impuestos si recibe dividendos por ellas. Es decir, si obtiene beneficios.

Guía de tributación de las acciones empresariales

 

En primer lugar, debemos distinguir entre la renta implícita, que es aquella que se produce cuando se vende un producto financiero, en este caso las acciones de una empresa y la renta explícita que incluye los beneficios o intereses que nos produce un producto financiero cuando lo mantenemos en cartera. En el caso de las acciones, estaríamos hablando de los dividendos.

 

 

¿Cómo tributa la compraventa de acciones?

 

La venta de una acción tributa en la base del ahorro como ganancia o pérdida patrimonial, y lo hace de la siguiente manera:

  • A un tipo mínimo del 19% los primeros 6.000 euros.
  • A un 21% los siguientes 44.000 euros.
  • A un 23% la cantidad que exceda de los 50.000 euros.

Esta ganancia patrimonial se determinará por la diferencia entre el valor de transmisión y el de adquisición. Por tanto, el importe que se debe incluir en el IRPF es el resultado de restarle al precio de venta, el precio de compra más los gastos asociados a la venta y a la compra (comisiones, corretajes).

Cabe destacar también que para el cómputo de la ganancia o pérdida patrimonial, se aplica el sistema FIFO, que viene a decir que existiendo acciones iguales adquiridas en diferentes fechas, se considerará siempre que las que se han transmitido son las que fueron adquiridas en primer lugar.

En el caso de haberse producido una pérdida patrimonial con la venta en lugar de una ganancia, los saldos negativos  se pueden compensar con las ganancias patrimoniales de ese mismo ejercicio. Si el resultado sigue siendo negativo, se puede compensar con el saldo positivo de los rendimientos de capital mobiliario, con un límite del 25% de dicho saldo positivo. Y si continúa quedando saldo negativo, el contribuyente dispone de los cuatro próximos años para poder compensarlo.

En este punto hay que tener en cuenta también, que para evitar la picaresca, existen una norma llamada de antiaplicación que impiden que una persona declare que tiene una pérdida patrimonial si durante los dos meses anteriores o los dos meses posteriores a la venta de las acciones que le han supuesto esa pérdida, ha comprado acciones homogéneas. En el caso de tratarse de acciones que no cotizan en bolsa, el plazo en lugar de ser de dos meses es de un año.

Por su parte, el importe recibido por la venta de acciones no está sujeto a retención.

¿Cómo tributa el cobro de dividendos?

 

Los dividendos o beneficios que se generan a través de las acciones empresariales tributan en la base del ahorro como rendimiento de capital mobiliario, y lo hacen a los mismos tipos de interés (19% los primeros 6.000 euros/21% los siguientes 44.000 euros /23% a partir de 50.000 euros) citados en el punto anterior.

La cuantía a incluir en la declaración de IRPF será la diferencia entre el importe bruto del dividendo que se haya cobrado y los gastos de administración y custodia derivados de las acciones.

Hay que tener en cuenta también que el cobro de dividendos de acciones extranjeras está sometido a una doble imposición, puesto que el país de origen aplicará una retención (cada país aplica unos porcentajes diferentes y pueden variar mucho de un país a otro) y luego en España se aplicará también la retención prevista.

Si tienes alguna duda más referente a la fiscalidad de la compraventa de las acciones de una empresa desde Grup Sancar Assessors, tu asesoría fiscal de confianza en Gandía, estaremos encantados de resolverlas. Además podemos ayudarte a realizar tu declaración de la renta. Con nosotros lograrás el máximo ahorro fiscal posible y tendrás la tranquilidad de cumplir con todas tus obligaciones tributarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.