Asesoría fiscal para autónomos en Gandía: pasos y trámites para darse de alta como autónomo

trámites alta autónomos

Queremos abordar los  trámites para darse de alta como autónomo. Cuando un profesional decide emprender un negocio por cuenta propia son muchos los temas sobre los que debe tomar decisiones. Algunas de ellos están relacionados con el propio negocio: local, naming, colaboradores, proveedores, etc.

Sin embargo, otras cuestiones están directamente relacionadas con los trámites y pasos que hay que seguir para dar de alta la actividad tanto en la Hacienda como en la Seguridad Social. Porque son muchos los pequeños detalles que hay que tener en cuenta y nadie quiere “meter la pata” o complicarse más de lo estrictamente necesario. Porque de las pequeñas decisiones que tomemos en el momento del alta van a depender en gran medida nuestras obligaciones (fiscales y tributarias) y también nuestros derechos (bonificaciones en la cuota, prestación por cese de actividad, mutua, jubilación, etc.)

En Grup Sancar Assesors, tu asesoría fiscal de confianza en Gandía, podemos ayudarte a tramitar tu alta como profesional autónomo con la garantía de que velaremos por tus intereses y los de tu negocio

Alta como Autónomos: trámites en Hacienda

 

A la hora de iniciar nuestra actividad profesional como autónomos deberemos cumplimentar y entregar en Hacienda el modelo 036 o el 037 por el que nos daremos de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores y obtendremos nuestro Número de Identificación Fiscal o NIF.

El modelo 037 es una versión simplificada del modelo 036, pero solo algunos profesionales pueden optar a él. Por ejemplo, aquellos profesionales que quieran darse de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI) para obtener su VAT o número de IVA intracomunitario (aquellos que vayan a trabajar con otras empresas o profesionales europeos) o que vayan a realizar ventas a distancia (ecommerce) tendrán sí o sí que cumplimentar el modelo 036.

Los modelos 036 y 037 recogen tanto los datos del nuevo autónomo como de la actividad que va a desarrollar: datos personales del autónomo, domicilio fiscal, descripción de la actividad, etc.

Uno de los puntos clave en este modelo es la elección del epígrafe del IAE en el que se enmarca la actividad.  El IAE es el Impuesto sobre Actividades Económicas (y aunque salvo para grandes empresas no supone un coste económico), el epígrafe que escojamos sí que va a tener repercusiones en nuestro día a día como autónomos.

Existen tres grandes categorías o grupos en el IAE: los empresariales, los profesionales y los artísticos. Y dependiendo del epígrafe que escojamos y de la categoría cambiará tanto nuestra forma de facturar (con o sin IVA, con o sin IRPF) como las declaraciones trimestrales que estemos obligados a presentar.

También existe la posibilidad de que tengamos que darnos de alta en más de un epígrafe del IAE si desarrollamos distintas actividades. Aquí está la lista completa y las descripciones de todos los epígrafes y como se puede comprobar muchas profesionales, especialmente aquellas más nuevas, son difíciles de encuadrar en uno u otro epígrafe.

Además los gastos deducibles también pueden depender de tu I.A.E. puesto que para deducirnos un gasto debemos poder justificar que este es necesario para el desarrollo de la actividad.

Por todo ello es importante que en este punto nos informemos correctamente. Una asesoría fiscal con experiencia en altas y trámites con Hacienda, en impuestos y facturación,  nos resultara de gran ayuda en este paso.

Por otro lado en el modelo 036 también deberemos marcar si vamos a precisar contratar o colaborar con otros profesionales o si vamos a pagar un alquiler con retención de IRPF, por lo que estaremos obligados a presentar trimestralmente el modelo 111 (trabajadores o profesionales) o el modelo 115 (alquileres). O si precisamos darnos de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios lo que conllevará la obligatoriedad de presentar el modelo 349.

Alta como autónomos: trámites en la Seguridad Social

 

El trámite que deberemos hacer en la Seguridad Social para darnos de alta como autónomos es algo más sencillo, aunque, de nuevo, el no hacerlo correctamente puede traernos consecuencias indeseadas. Para darnos de alta en el RETA o Régimen Especial de Trabajadores Autónomos deberemos presentar el formulario TA.0521.

Hasta hace muy poco se podía gestionar primero el alta en Hacienda y luego en la Seguridad Social. Actualmente se recomienda que ambas altas se hagan el mismo día o que el alta en la Seguridad Social sea la primera. Especialmente si se tiene derecho a la Tarifa Plana puesto que se puede llegar a perder el derecho a la bonificación o el de pagar el primer mes solo la parte proporcional de la cuota dependiendo del día en el que nos hayamos dado de alta.

Es al cumplimentar este documento dond se debe elegir la base de cotización que mejor se adapte a la situación real y a los ingresos que tengas previstos como trabajador autónomo. En función de ella tu cuota mensual será de un importe mayor o menor pero también las cuantías de tu futura jubilación, prestación por cese de actividad, etc.

Es importante aquí también informarnos muy bien de cuáles son todos nuestros derechos y por todos los  supuestos para los que estamos cotizando. En 2021 el tipo de cotización para los autónomos se mantiene al 30’3% dividiéndose de la siguiente manera:

  • Para las contingencias comunes: 28,30%.
  • Para las contingencias profesionales: 1,1%.
  • Por cese de actividad: 0,9%.
  • Por formación profesional: 0,1%.

De nuevo aquí la labor de un Asesoría Fiscal puede resultarnos de gran utilidad: nos podrá ayudar a elegir la base de cotización que más nos conviene atendiendo a nuestras circunstancias personales y naturaleza de nuestro negocio, a presentar todo el papeleo en el orden y plazo correcto o a saber de antemano si cumplimos o no con los requisitos para beneficiarnos de la Tarifa Plana u otra de las bonificaciones existentes (para trabajadores en régimen de pluriactividad, autónomos colaboradores, etc.)

En definitiva, contar con los servicios de un asesor fiscal a la hora de darnos de alta como autónomos nos puede ayudar tanto a reducir nuestros gastos (bonificaciones, menor riesgo de sanciones por desconocimiento, deducciones más certeras) como la burocracia que implica el ser autónomo (presentación solo de los modelos necesarios), pero sobre todo, nos ayudará a tener claras (para poder cumplirlas) nuestras obligaciones y, también, nuestros derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *