Nuevas restricciones en la Comunidad Valenciana a causa de la crisis sanitaria

La Generalitat Valenciana confina 26 municipios, amplía el toque de queda y cierra la hostelería a las cinco de la tarde. Además, prorroga el cierre perimetral de la región y descartar suspender las clases.

 

La Generalitat Valenciana ha acordado prorrogar el confinamiento perimetral de la región hasta el 31 de enero, ampliar el toque nocturno desde las diez de la noche y las seis de la madrugada, y ha decretado el cierre de la hostelería a las cinco de la tarde ante la propagación de casos del coronavirus en las últimas semanas que ha disparado la presión asistencial en los hospitales hasta picos cercanos a la primera ola de la pandemia del Covid-19. Además, se ha superado la cifra de 3.000 muertos como consecuencia del coronavirus.

La Generalitat ha decretado también el confinamiento perimetral de veintiséis municipios por la alta incidencia de covid-19 que presentan: 4 en Castellón, 3 en Alicante y 19 en Valencia. La medida entrará en vigor a partir del 7 de enero y durará un mínimo de 14 días.

  • En Castellón, los municipios cerrados han sido Soneja, Jérica, Atzeneta del Maestrat y Borriol.
  • En Alicante, Alcoi, Castalla y Polop.
  • Y, en Valencia, Llíria, Massanassa, Ayora, Utiel, Sedaví, Sollana, Guadassuar, Oliva, Daimús, Canals, Benigànim, Xàtiva, Morixent, Ontinyent, Cheste, Sinarcas, Anna, Quatretonda y Bonrepòs i Mirambell.

Las nuevas restricciones entrarán en vigor el 7 de enero y se mantendrán, al menos, hasta el día 31 de este mes.

Conforme avanzó ABC, la Generalitat Valenciana ha descartado suspender las clases, que se reanudarán este jueves, 7 de enero, tras las vacaciones de Navidad.

Mientras, el Gobierno valenciano ha prohibido fumar al aire libre en las terrazas, donde solo se podrá haber cuatro personas como máximo en las mesas.

La Generalitat también ha optado por reducir al treinta por ciento el aforo de los comercios y restringir a seis personas el número máximo de personas no convivientes que pueden juntar en reuniones familiares o sociales, tanto en el ámbito público como en el privado.

El presidente autonómico, Ximo Puig, ha comparecido este martes tras la reunión mantenida por la Mesa Interdepartamental para la Prevención y Actuación ante el Covid-19 en la que se han aprobado las medidas.

Puig ha explicado que las medidas persigen «proteger a la población y preservar los servicios esenciales sanitarios». El presidente de la Generalitat Valenciana ha incidido en la «situación grave de la pandemia» y la «transimisión del coronavirus».

Al respecto, la Generalitat ha acordado acelerar el plan de vacunación en las residencias y comenzar a suministrar las primeras dosis al personal sanitario de Atención Primaria a partir de la próxima semana.

Puig ha sostenido que la Generalitat tiene reservas de material sanitario para los próximos cinco meses y ha explicado que hay planes de contingencia para albergar a más de 20.000 enfermos entre críticos y agudos.

De acuerdo con la última información oficial del Ministerio de Sanidad, la incidencia acumulada del coronavirus en la Comunidad Valenciana se sitúa en 323 contagios por cada 100.000 habitantes. Pese a no ser la más alta de España, la región sí encabeza los ingresos en planta, en la UCI y los muertos como consecuencia del Covid-19 en la últimas semana.

Además, la tasa de positividad, que mide el porcentaje de contagiados de coronavirus respecto a los test de antígenos y pruebas PCR realizadas ya roza el veinte por ciento, el índice más alto de todo el país, el doble de la media nacional y cinco puntos por encima de lo que el Ministerio de Sanidad cataloga como situación de riesgo extremo de propagación del Covid-19.

 

[Fuente ABC]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *