Declaración de la Renta: ¿puedes desgravarte el alquiler si no estás empadronado en tu piso?

El próximo 7 de abril comienza la campaña de la Declaración de la Renta 2020. Los ciudadanos tendrán que rendirle cuentas al fisco y durante las primeras semanas, se podrán presentar los papeles a través de Internet. Para realizarla presencialmente en alguna de las oficinas de Hacienda, está previsto que el periodo transcurra desde el 2 al 30 de junio.

Existen una serie de elementos que desgravan en la declaración, lo que permite así un ahorro de impuestos a los contribuyentes. Algunos de los aspectos que entran en esta categoría son los siguientes: planes de pensiones, donativos, deducción por maternidad, compra o alquiler de vivienda…

Ayuda autonómica y estatal

Respecto a la posibilidad de desgravar el arrendamiento de una casa, todas las comunidades autónomas salvo Murcia cuentan con una deducción al alquiler. La mayoría de las regiones premia a los inquilinos jóvenes, mayores con una determinada renta o a personas que sufran algún tipo de discapacidad.

Para acceder a esta ventaja, se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Contrato de arrendamiento anterior a 1 de enero de 2015.
  • Que, en relación con dicho contrato, se hayan satisfecho con anterioridad a dicha fecha cantidades por el alquiler de su vivienda habitual.
  • Y que hubieran tenido derecho a la deducción por alquiler de la vivienda habitual en relación con las cantidades satisfechas por el alquiler de dicha vivienda en un período impositivo devengado con anterioridad a 1 de enero de 2015.

Importe máximo

El importe de la deducción de dicho régimen transitorio consiste en el 10,05% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por el alquiler de su vivienda habitual, siempre que su base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales.

La duda del padrón

Una de las habituales dudas que tienen los arrendatarios es si existe necesidad de estar empadronado en la vivienda alquilada de la que se pretenden deducir los gastos. No es un requisito indispensable, pero la clave radica en demostrar a Hacienda que se trata de la residencia habitual. 

El padrón no es el único medio ni el obligatorio para acreditarlo y se podrá utilizar cualquier otra vía reconocida legalmente. Sí se deben cumplir todos los preceptos que marca la Agencia Tributaria, comenzando por el de ser la vivienda donde se reside la mayor parte del año.

 

[Fuente as.com]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *